Contrapresión o presión de inyección en el punto de lubricación

Para un funcionamiento óptimo de los sistemas de lubricación perma, antes de cada instalación se debe averiguar la presión de inyección necesaria para el lubricante en el punto de lubricación. Esta contrapresión necesaria debe ser inferior a la presión de operación máxima de los sistemas de lubricación. De no ser así, estos no se podrán vaciar por completo o se activará la interrupción de presión automática.

¿Cuáles son las causas de que la presión de inyección en el punto de lubricación sea elevada?

Este fenómeno se suele explicar por bloqueos causados por impurezas en la entrada del lubricante o porque el lubricante está usado o endurecido. También se puede deber a recintos para la grasa usada completamente llenos o a orificios de salida de grasa taponados. Si el canal de lubricación es estrecho o el tubo que va al punto de lubricación está doblado, el flujo de lubricante también puede verse impedido.

¿Cómo averiguar la presión de inyección necesaria en el punto de lubricación?

Encontrará toda la información relativa a este tema en el vídeo de contrapresión de perma.
En él se muestra paso a paso cómo medir la presión de inyección necesaria. Además, para realizar el control de la presión existe un set de accesorios especial de perma.

La solución: sistemas de lubricación perma

Los sistemas de lubricación perma disponen de una presión de operación elevada con la que se pueden solucionar los bloqueos. La opción de realizar dosificaciones adicionales también permite limpiar el tubo de lubricación. También se pueden utilizar lubricantes con una viscosidad alta para facilitar una lubricación fiable.